Zdroj: Vysoká škola technická a ekonomická v Českých Budějovicích

Alojamiento

Hay varias opciones como puedes arreglar el alojamiento durante tus estudios en Praga. Algunas universidades ofrecen residencias estudiantiles a sus estudiantes y también puedes arreglar alojamiento privado en un piso. Los costes varían según la localidad y la calidad del alojamiento.


Residencias de estudiantes

La mayoría de las universidades en la República Checa ofrecen a los estudiantes la posibilidad de alojarse en residencias de estudiantes. Habitaciones individuales son muy raras, así que vas a compartir la habitación con un/a compañero/compañera. El alojamiento normalmente tiene forma de un piso – formado por dos habitaciones dobles, cocina pequeña compartida y el cuarto de baño y retrete compartidos. Las habitaciones suelen disponer del mueble másico (camas, una mesa, sillas, estanterías). Las cocinas tienen un hornillo, la nevera, agua corriente y el mueble de cocina base. El estudiante debe traerse el resto de muebles y accesorios, como por ejemplo las cortinas, alfombras, colchas y almohadas, detergentes, la vajilla, el hervidor de agua o la tostadora.

Puedes encontrar más información sobre este tipo de alojamiento en las páginas web de las universidades o puedes ponerte en contacto con el Departamento de Relaciones Exteriores. Te podrás reservar una habitación o el coordinar de tu programa te proporcionará más información.

Los precios varían pero normalmente vas a pagar unos 120 euros mensuales por una habitación compartida. Los precios incluyen los edredones y las sábanas así como el acceso a la cocina y el cuarto de baño compartidos y las áreas comunes.

El alojamiento en una residencia de estudiantes es un buen modo de hacerse amigo/amiga con gente de diferentes regiones y compartir tus experiencias con ellos.

Alojamiento privado

Los estudiantes también pueden buscar su propio alojamiento que puede ser una habitación en un piso compartido o un apartamento entero. Para los estudiantes extranjeros lo típico es compartir un piso en el centro de las ciudades. Entre las ventajas de tu propio alojamiento destaca la posibilidad de escoger compañeros y el lugar.

Los precios dependen del tamaño, el lugar y el equipamiento del piso. El alquiler de un piso de 2-3 habitaciones suele ser de 500-800 euros mensuales. Una habitación separada en un piso compartido cuesta unos 250 euros mensuales. Prepárate también para el pago de una fianza que te devolverán a la hora de irte si dejas el alojamiento en buen estado.

Es posible encontrar ofertas de habitaciones individuales o apartamentos en los periódicos, en internet o mediante agencias de inmuebles. No olvides mirar los tableros escolares.