Los balnearios

La tradición checa balnearia es una parte inherente de la cultura europea. Gracias a la alta calidad de las fuentes naturales termales, los balnearios checos adquirieron una fama extraordinaria y estima elevada entre los europeos.

Recomendamos visitar por lo menos las cinco siguientes ciudades balnearias checas.

 

 

Františkovy Lázně

Esta pequeña ciudad balnearia se conservó el ambiente de principios del siglo XX y se considera uno de los balnearios más pintorescos en el país gracias a los edificios y pabellones balnearios neo clasicistas. Los balnearios cuentan con clima suave típico para las áreas somontanas de los Montes Metálicos (Krušné hory) y el aire increíblemente limpio.

 

Página web: www.franzensbad.cz

 

 

Karlovy Vary

Karlovy Vary son la ciudad balnearia checa más grande y más famosa. La ciudad fue fundada alrededor del año 1350 por Carlos IV., el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de Bohemia. Gracias a su arquitectura balnearia especial, columnatas con fuentes termales y hoteles grandiosos puedes sentir la atmósfera de la ciudad por todos lados. La fama de Karlovy Vary se basa parcialmente también en el famoso licor de Becherovka, que a veces se denomina la fuente número 13, y en el Festival Internacional de Cine.

Página web: www.karlovyvary.cz

 

Luhačovice

La ciudad de Luhačovice se encuentra en el valle pintoresco de los Cárpatos Blancos, en un área protegida en la parte sureste de Moravia. El florecimiento de Luhačovice se inició a principios del siglo XX gracias al desarrollo de la balneoterapia moderna. La ciudad se convirtió gradualmente en un complejo balneario muy pedido visitado por muchas personas importantes, como por ejemplo el compositor Leoš Janáček.

Página web: www.luhacovice.cz

 

Mariánské Lázně

Un cinturón de bosque de unos 20 km de ancho con muchos senderos turísticos pasa directamente por el balneario. Mariánské Lázně gozan de una fama excepcional en el mundo entero tanto por sus métodos curativos y las fuentes naturales eficientes, como por el ambiente pintoresco y encantador. En los alrededores de la ciudades se encuentran más de 100 fuentes frías.

Página web: www.marianskelazne.cz

Poděbrady

El balneario se desarrolló allí en el siglo XVII. La ciudad se encuentra entre dos parques y un bosque denso por ambos lados del río Elba. Su altitud relativamente baja, el paisaje alrededor plano, el clima estable durante todo el año y las fuentes de agua son las razones principales por las que este balneario es muy popular entre los pacientes con enfermedades cardíacas.

Página web: www.mesto-podebrady.cz